Prevención primaria con aspirina

 
Una nueva revisión examina los ensayos clínicos con aspirina de al menos un año de duración para la prevención de eventos cardiovasculares en pacientes sin enfermedad cardiovascular previa [1]. 

Revisión 

Se especificaron dos criterios: ensayos clínicos aleatorizados de aspirina como prevención farmacológica en pacientes sin enfermedad cardiovascular conocida y revisiones sistemáticas, ensayos clínicos y estudios observacionales que estudiaran ictus hemorrágico y sangrado gastrointestinal secundarios al uso de aspirina. El objetivo era examinar el balance entre beneficio y riesgo para la toma de aspirina en pacientes con diferente riesgo de enfermedad cardiaca.

Resultados

Se incluyeron cinco ensayos clínicos aleatorizados de prevención de la enfermedad coronaria con aspirina, y nueve artículos sobre el sangrado gastrointestinal o el ictus hemorrágico. 

Los cinco ensayos clínicos aleatorizados incluían más de 53.000 participantes. La dosis diaria de aspirina era de 500mg en el 10% de los mismos aproximadamente y entre 75mg y 325mg diarios en el resto. El control estaba compuesto de placebo o no tratamiento. La duración fue de 3,6 a 6,8 años. La mayoría de los participantes (80%) eran hombres de mediana edad. 

En cinco años de seguimiento el 2,4% presentó un evento coronario, 0,6% murió de enfermedad coronaria, 1,3% tuvo un ictus fatal o no fatal y la mortalidad global por todas las causas fue del 3,4%. La toma de aspirina redujo significativamente el número de eventos de enfermedad coronaria (Figura 1) con un riesgo relativo de 0,72 (IC95%: 0,64-0,80). Ningún otro resultado presentó diferencias estadísticamente significativas por tomar aspirina. El número necesario a tratar con dosis bajas de aspirina durante cinco años para prevenir un caso de enfermedad coronaria fue de 190 (130 a 380). 

Figura 1: Eventos coronarios en ensayos clínicos de prevención primaria.

 
 
La estimación de la frecuencia de ictus hemorrágico y sangrado gastrointestinal se obtuvo del meta-análisis. El impacto neto de beneficios y riesgos de la profilaxis con aspirina se muestra en la Tabla 1 para tres niveles de riesgo diferentes a los cinco años. Riesgos del 3% o mayores a cinco años pueden compensar los posibles daños del uso crónico de aspirina. 

Tabla 1: Impacto neto de beneficios y daños de la profilaxis con aspirina según el nivel de riesgo coronario.

 

Riesgo estimado a 5 años de enfermedad coronaria, al inicio de los estudios

Resultado

1%

3%

5%

Efecto sobre la mortalidad por todas las causas
Sin cambios
Sin cambios
Sin cambios
Eventos coronaries evitados (por 1,000)
3
8
14
Ictus isquémicos evitados (por 1,000)
0
0
0
Ictus hemorrágicos provocados (por 1,000)
1
1
1
Sangrados gastrointestinales mayores (por 1,000)
3
3
3
 

Comentario

Se había planteado previamente que los beneficios de la aspirina a dosis bajas superaban los riesgos cuando el riesgo anual de evento coronario era igual o superior al 1%. Este nuevo análisis corrige esta afirmación anterior. La enjundia de esto se halla en el hecho de que cuando el riesgo coronario (y por ende los eventos) es bajo, la muerte de causas coronarias, los ictus y la mortalidad por cualquier causa no se modifican con el tratamiento. La prevención primaria y secundaria con aspirina son puntos diferentes de un mismo espectro de posibilidades, como sugiere la similitud entre la Figura 1 y el grafíco de l’Abbé de mortalidad en prevención secundaria (Figura 2). 

Figura 2: Muertes en ensayos clínicos de prevención secundaria 

 
 

Referencia:

  1. M Hayden et al. Aspirin for the primary prevention of cardiovascular events: a summary of the evidence for the US preventive services task force. Annals of Internal Medicine 2002 136: 161-172.
Traducido por Pascual Solanas. Médico de familia. Girona
url original http://www.jr2.ox.ac.uk/bandolier/band108/b108-4.html

artículo previo o siguiente en este número