Destrozando un mito: las estatinas y la gravedad de los eventos

El problema
Resultados
Comentario
Los mitos y las leyendas surgen de múltiples maneras y, a veces, sorprenden. Si hubiera que atender a una mujer mayor con colesterol elevado y una historia familiar de enfermedad coronaria, la mayoría de nosotros pensaríamos en el importante papel de las estatinas en la reducción del riesgo. ¿Cómo reaccionaríais si ella os dijera que un médico le ha informado de que si toma estatinas podría reducir el riesgo de que se produjera algún acontecimiento, pero que si este se presentara ella quedaría como un "vegetal"? Ella debería decidir si tomar estatinas, y ha escogido no hacerlo.

El Problema

El primer problema es que no sabes qué es lo que realmente le han dicho, ni el contexto en el que se le ha dicho. Y no estas totalmente seguro de que era lo que se le quiso decir, o como se pretendía que se entendiese.

Una posible interpretación es que a ella se le ha dicho correctamente que las estatinas reducen el riesgo de ataque al corazón y de ACVA, pero que si el ataque al corazón o el ACVA se presentaran en personas tomando estatinas, los eventos serían mucho más graves. 

¿Cómo podemos encontrar pruebas de si esto es un mito o es verdad? Algunas sugerencias:

  1. Realizar una búsqueda en la literatura sobre las estatinas y la gravedad del evento, utilizando los términos infarto, ACVA, y la combinación de los dos  para intentar encontrar casos clínicos. La lógica que subyace es que los médicos no son tontos y que, en los últimos diez años, desde que se ha expandido la utilización de las estatinas, alguien, en algún lugar, habrá notado una epidemia de ataques coronarios agudos  o ACVAs y habrá realizado la asociación. 
  2. Examinar los grandes ensayos con estatinas para ver si hay información sobre la gravedad de los eventos comparados con el placebo.
  3. Revisar otros estudios con estatinas en los que se hubiera podido realizar algún comentario sobre la gravedad de los eventos.
  4. Preguntar a los amigos por si se les ocurre alguna idea mejor.

Resultados

Bandolera intentó todos los anteriores. Los resultados son los siguientes:
  1. Tras horas de búsqueda y lectura de los abstracts no se encontró un solo caso en el que se mostrara que el uso de estatinas diera lugar a resultados graves en el ataque al corazón o ACVA.
  2. El "Heart Protection Study" [1] reclutó a 20.000 personas de alto riesgo en una comparación aleatorizada de 40 mg de simvastatina diaria frente a placebo durante una media de cinco años. Una cuarta parte de ellos eran mujeres, y casi un tercio de ellos mayores de 70 años. Se produjeron 444 ACVAs en los que tomaban estatinas, y 585 en los que tomaban placebo, un reducción de un 25%. Los autores además informaron de la gravedad de los ACVAs (Figura 1). La gravedad de los ACVAs fue exactamente la misma entre los dos grupos (estatinas y placebo). Estas son pruebas sólidas de que no había un incremento de la gravedad de los AVACs con las estatinas.

Figura 1: Gravedad de los AVACs en usuarios de estatinas y placebo en el Heart Protection Study [1]

     
Un estudio que comparaba los eventos en los 30 días posteriores al ingreso de pacientes con enfermedad coronaria y dolor torácico en tratamiento con estatinas  (369 pacientes) comparado con pacientes que no habían tomado estatinas antes o después del ingreso (1151 pacientes) se describió en Bandolier 113. En la figura 2 se muestran los eventos siete días después del ingreso. No sólo hubo menos eventos en el grupo de los tratados con estatinas, sino que los que ocurrieron fueron menos graves.
     

Figura 2: Resultados a los 7 días del ingreso al hospital con dolor torácico entre usuarios y no usuarios de estatinas. [2]

     
Ninguno de los amigos de Bandolera a los que se preguntó sobre esta cuestión tenían conocimiento de cualquier otra evidencia que pudiera apoyar la proposición de que el uso de las estatinas tiene como consecuencia peores resultados. Todos ellos estaban desconcertados con la sugerencia.

Comentario

Este es un mito que puede ser destrozado con absoluta confianza. No sólo hay pruebas más claras y abundantes de que las estatinas reducen el riesgo de ataque coronario y ACVA en personas en cualquier nivel de riesgo, sino que hay pruebas convincentes de que los resultados no son peores con estatinas. 

Referencias:

    1. Heart Protection Study Collaborative Group. MRC/BHF Heart Protection Study of cholesterol lowering with simvastatin in 20 536 high-risk individuals: a randomised placebo-controlled study. Lancet 2002 360: 7-22.
    2. C Heeschen et al. Withdrawal of statins increases event rates in patients with acute coronary syndromes. Circulation 2002 105: 1446-1452.
Traducido por Idoia Gaminde. Salud Pública.Navarra.

url original http://www.jr2.ox.ac.uk/bandolier/band120/b120-5.html