Página principal || Indice Dolor Agudo | Indice Dolor crónico

Ejercicio y claudicación intermitente

 
Lo clínicamente fundamental: Caminar es útil para mejorar la distancia que los pacientes con claudicación intermitente pueden recorrer sin dolor. El porcentaje de mejoría en cuanto a tiempo caminado o distancia recorrida oscila entre 28% y 210% en pacientes que reciben intervenciones de ejercicio. Los datos de esta revisión y otras fuentes sugieren que debería animarse a los pacientes a que realicen ejercicio furante al menos 30 minutos, tres veces por semana durante seis meses

La claudicación intermitente - dolor, tensión y debilidad al caminar que se intensifica hasta que se hace imposible el caminar, pero desaparece con el descanso - afecta a un 2% de las personas por encima de los 65. 

Revisión sistemática

Brandsma, J. W.; Robeer, B. G., and van den Heuvel, S. et al. The effect of exercises on walking distance of patients with intermittent claudication: a study of randomized clinical trials. Phys Ther. 1998; 78:278-288. 
  • Revisión de datos completa: 1998 
  • Número de estudios incluidos: 10 
  • Número de pacientes: 291 
  • Grupo control: no tratados, medicación con placebo o control activo 
  • Variables principales: mejoría en la distancia recorrida caminando sin dolor o en el tiempo, distancia máxima recorrida o tiempo. 
Los criterios de inclusión fueron ensayos clínicos aleatorizados y controlados sobre claudicación intermitente debida a enfermedad arterial oclusiva periférica en las extremidades inferiores; distancia caminada como variable resultado; uso de cinta de jercicio para las evaluaciones. 

Los revisores obtuvieron los datos sobre los tiempos o distancias recorridas libres de dolor, y utilizaron puntuaciones pre- y posteriores a la intervención para calcular el porcentaje del cambio desde la situación basal. 

Hallazgos

 Todos los estudios incluidos presentaban un tamaño muestral pequeño, con tamaños grupales que oscilan entre siete y 25, variando las intervenciones en intensidad, duración y contenido. Cinco de los diez estudios presentaban un grupo control sin tratamiento (sin intervención o con un placebo), y el resto presentaban una intervención activa, bien farmacológica, quirúrgica o de entrenamiento de la fuerza de las extremidades inferiores. Nueve de los diez estudios incluidos presentaban como intervención el caminar. 

Los diez estudios demostraron una mejoría en el tiempo o distancia recorrida en el grupo intervenido con ejercicio. Esto osciló entre 28% y 210% (media no ponderada 105%). Se puede comparar con menos de un 10% a 36% de mejoría en los pacientes que no recibían tratamiento o se encontraban en el grupo placebo. Los dos estudios que demostraron mejorías más pequeñas en los pacientes que recibían la intervención del ejericio eran bien de corta duración o de vaja intensidad. 

Aunque no se ofrecen muchos datos sobre la naturaleza exacta de las intervenciones, esta revisión junto con una segunda sugiere que se debería animar a los pacientes a que realizaran algún ejercicio durante al menos 30 minutos, tres veces al día durante seis meses. 

Figura: Efectos del ejercicio sobre la distancia y tiempo recorrida caminando comparado con placebo en pacientes con claudicación intermitente

 

Efectos adversos

No se han identificado. 

Más referencias

Gardner AW, Poehlman ET. Exercise rehabilitation programs for the treatment of claudication pain: a meta-analysis. JAMA 1995; 274:975-980.
Ernst E, Fialka V. A review of the clinical effectiveness of exercise therapy for intermittent claudication. Arch Intern Med. 1993; 153(20): 2357-60.

url orginal     http://www.jr2.ox.ac.uk/Bandolier/booth/painpag/Chronrev/Other/CP085.html

Temas relacionados 


Página principal || Indice Dolor Agudo | Indice Dolor crónico