Fórmulas en español Principal | Contactar | Buscar

Definiciones
Conceptos básicos
Fórmulas y test
Fórmulas en español
Errores de estilo
Escribir para la Web
Tipografía en la Web
Pautas
Referencias


¿Quiere conocer automáticamente la legibilidad de un texto en español?. Tiene 2 opciones:


 
bullet

TxReadability. Universidad de Texas (Austin). Utiliza la fórmula de lecturabilidad de Fernández Huerta; una adaptación de la fórmula de Flesch para el español de 1959.

bullet

Inflesz. Programa para evaluar la legibilidad de los textos escritos. Calcula 9 parámetros útiles para evaluar la legibilidad de un texto escrito en español, entre ellos: el índice Flesch-Szigriszt, grado en la Escala Inflesz y el índice Flesch-Fernández Huerta.


Recopilación de fórmulas de legibilidad para el idioma español.

Las primeras fórmulas de legibilidad en español han estado ligadas a la enseñanza, para libros escolares o para estudiantes de español como segunda lengua. En  la mayoría de los  casos, son adaptaciones de formulas originales inglesas, si bien no siempre se ha realizado el proceso de validación en nuestro idioma. Siguiendo a Szigriszt (1993), las fórmulas validadas para el idioma español son: Spaulding (1951), Patterson (1972) y Szigriszt (1992). No obstante,  es pertinente tener en cuenta otras fórmulas desarrolladas para la lengua española (Rabín, Rodríguez Diéguez) que se han recuperado en la revisión y que se relacionan y detallan, en sus aspectos técnicos, a continuación:

bullet

Spaulding entre 1951 y 1956 desarrolló una fórmula con dos variables. Por un lado, la densidad (D) que suponía la frecuencia que las palabras del texto no aparecían en la lista de Buchanan; esta lista de 1941 recopila las 1.500 palabras de uso más frecuente en español. Por otro el promedio de la longitud de las frases del texto (ASL). Esta fórmula ha sido muy utilizada en Latinoamérica.

bullet

 La fórmula de lecturabilidad (206,84 – 0,60P – 1,02F) de Fernández Huerta -1959-  es una adaptación de la de Flesch y se aplica seleccionado al azar varias páginas de un texto (se recomienda 30 para los libros y 5 para los artículos). En cada página seleccionada, empezaremos siempre por el mismo párrafo y anotaremos el número total de sílabas por cada 100 palabras. El promedio del número de sílabas en los grupos de 100 palabras tomados se colocará en lugar de P. En esos mismos párrafos se anota el conjunto de frases que constituyen cada cien palabras. El promedio de todas las muestras se coloca en lugar de la F.

bullet

En Venezuela, Gutiérrez 9 en 1972 enuncia la primera fórmula de legibilidad original, para utilizar con textos en español, desarrollada desde fuera de los Estados Unidos.

bullet

García 1977 9 adapta el gráfico de legibilidad de Fry (sistema muy utilizado en educación que utiliza el conteo de sílabas y de frases de los textos y cuyos resultados se representan en un gráfico) para español modificando los ejes, vertical y horizontalmente, para reflejar la diferencia de número de sílabas y de longitud de frase entre la lengua inglesa y española. Gilliam, Peña y Mountain 9 en 1980 adaptan de nuevo el gráfico de legibilidad de Fry contando el promedio de número de frases y restando 67 desde el promedio de sílabas antes de situar el resultado en el gráfico. Vari-Cartier 1981 9 adaptan el gráfico de legibilidad de Fry incrementando el conteo de sílabas, modificando el conteo de frases y cambiando las capacidades designadas de lectura para reflejar 4 niveles generales en el estudio de una segunda lengua: principiantes, intermedio, intermedio avanzado y avanzado.

bullet

En la década de los 80, el estudio de López Rodríguez 9, entre 1981-83, analiza 26 variables lingüísticas de las que seleccionó 7 para enunciar su primera fórmula (Tabla 1). Rodríguez Diéguez 11, entre 1983-87, incorpora 8 variables más al análisis de López Rodríguez para enunciar su ecuación. Crawford 9, en 1984, genera un gráfico de legibilidad basado en la regresión de su fórmula (tabla 1).

bullet

Szigriszt 9 en 1992 considera que sólo la fórmula de interés humano de Flesch es aplicable a la lengua española, en tanto que mide el alcance emocional del contenido y no su expresión lingüística. No obstante, adapta la fórmula de facilidad de lectura de Flesch para el idioma español y el francés. Esta adaptación para la lengua española la denomina fórmula de la perspicuidad (Tabla 1).

bullet

Simón Lorda [ii]  en 1997 utiliza los resultados automáticos de las estadísticas de los programas de tratamientos de textos para evaluar la legibilidad de documentos de consentimiento informado. Utiliza los datos del nivel de grado de Flesch-Kincaid (equipara el resultado de la fórmula de facilidad de lectura de Flesch con el nivel escolar correspondiente en Estados Unidos) y del índice de complejidad de oraciones para aplicarlos a un nuevo índice que denomina de legibilidad integrada o LEGIN.

bullet

En 2001, José Antonio García López [iii] propone una ecuación basada en los mismos criterios que la de Flesch, aplicada al castellano que permite medir la legibilidad de un texto y determinar el grado de legibilidad de dicho texto para lectores de una determinada edad. Del texto de cada folleto se escoge una muestra de 100 palabras, procurando que cada muestra comience al inicio de un párrafo. Se cuenta el número total de sílabas y se calcula el promedio de sílabas por palabra, denominado SIL. A continuación, se busca la frase que termina lo más cerca posible de la palabra número 100 de la muestra, antes o después de ella. Se cuenta el número de frases y se divide el número total de palabras, que no es necesariamente 100, por el número de frases. El resultado se denomina PAL. Con los valores promedio de sílabas por palabra (SIL) y de palabras por frase (PAL) se aplica la ecuación: EDAD= 7,1395 + 0,2495PAL + 6,4763SIL). El resultado informa sobre la edad, a la que le corresponde un determinado nivel de estudios, que debe tener un individuo para que el contenido de un folleto le resulte legible.

Los valores de EDAD y legibilidad de Flesch (LEG) pueden ser interconvertidos a través de las ecuaciones: LEG= 93,0941 – 7,3289EDAD y EDAD= 12,3578- 0,1162LEG

bullet

Avila de Tomás y Veiga Paulet han utilizado la fórmula de García López para medir la legibilidad de la información sanitaria ofrecida a los ciudadanos. La fórmula de Fernández Huerta se utilizó para conocer la legibilidad de las páginas Web de salud dirigidas a pacientes y lectores de la población general 1.

 

 

horizontal rule

Principal | Definiciones | Conceptos básicos | Fórmulas y test | Fórmulas en español | Errores de estilo | Escribir para la Web | Tipografía en la Web | Pautas | Referencias

Las preguntas o los problemas sobre este sitio Web deben dirigirse a Weblegibilidad
Copyright © 2002 Azucena Blanco Pérez y Uxía Gutiérrez Couto.
Los contenidos de este sitio Web están bajo una licencia de Creative Commons.
Creative Commons License
Última modificación: 08 de octubre de 2007.