Diez Pasos para controlar sus cefaleas

El Consorcio de Cefaleas de USA ha publicado recientemente unas guías para mejorar el tratamiento de la migraña. El consorcio incluye siete organizaciones: La Academia Americana de Neurologia, la Academia Americana de Médicos de Familia, la Sociedad Americana de Cefaleas, El Colegio Americano de Médicos de Urgencias, el Colegio Americano de Médicos-Sociedad Americana de Medicina Interna, la Asociación Osteopática Americana y la Fundación Nacional de Cefaleas (*). 

El consorcio recomienda diez pasos para el mejor manejo de la migraña:

1. Conozca su diagnóstico. La cefalea es un síntoma que puede ser producido por múltiples causas. Una cefalea recurrente e incapacitante es generalmente una migraña.

2. Encuentre a un buen clínico. Si está preocupado acerca de sus cefaleas, encuentre un clínico que esté familiarizado con el problema y que le interese trabajar con usted para encontrar un tratamiento apropiado. En la mayoría de los casos la migraña se puede diagnosticar basándose en una hisotira clínica cuidadosa y un examen sin la utilización de exploraciones complementarias diagnósticas tales como la Resonancia Magnética Cerebral o la Tomografía Computarizada.

3. Explique a su médico en qué medida las cefaleas afectan a su vida. Las migrañas causan incapacidad temporal con frecuencia. La frecuencia y el grado de incapacidad son guías importantes para el tratamiento. Estos aspectos de la migraña pueden ser medidos utilizando el cuestionario MIDAS.

4. Evite los desencadenantes de su migraña. Una vez que esta ha sido diagnosticada, intente evitar o reducir los factores que puedan desencadenarla. Estos factores pueden ser cierto tipo de alimentos ( especialmente el chocolate, queso, vino tinto), cambios en los patrones de sueño, y los cambios de tiempo.

5. Encuentre una medicación apropiada para sus episodios. El estudio DISC demuestra que el grado de incapacidad predice el tratamiento necesitado. Las migrañas menos severas pueden ser tratadas con éxito con medicación de despacho ( que no precisan receta) o con antiálgicos de prescripción médica. Si la cefalea interfiere con su funcionamiento, como se refleja por una alta puntuación en el cuestionario MIDAS, usted puede precisar una medicación específica para la migraña tal como un triptan. Los triptanes son muy efectivos en la migraña, pero no para el dolor en general. Son asequibles en tabletas, píldoras sublinguales, spray nasal e inyecciones subcutáneas.

6. No abuse de la medicación antiálgica. El abuso de ésta, sea de libre despacho en las farmacias o de prescripción médica, puede empeorar sus cefaleas causando cefalea de rebote, esto es, cuando desaparece el efecto de la medicación la cefalea reaparece.

7. Tenga, al menos, dos opciones terapeúticas asequibles. Pregunte a su paciente acerca de las medicaciones de "rescate" que debe tomar en caso de que su medicación habitual falle. Esto puede evitar las visitas a los servicios de urgencias.

8. Si una medicación no funciona pruebe otra. Utilice el tratamiento en varios episodios para verificar su eficacia. Si la medicación no da lugar a un alivio satisfactorio tras tres episodios, pida un nuevo tratamiento.

9. Pregunte a su médico acerca de la medicación preventiva. Si usted padece más de dos cefaleas a la semana, pregunte por la medicación preventiva que debe ser tomada sobre una base diaria para reducir la frecuencia de las cefaleas. Los beneficios de la medicación preventiva pueden tardar unos meses en aparecer.

10. Utilice otras aproximaciones al tratamiento no basadas en la medicación. Para muchas personas la relajación y el biofeedback mejora las cefaleas.

Puede accederse a un comentario en castellano del estudio DISC en el número 83 de la Revista Electrónica Bandolera.

(*)Multispecialty consensus on diagnosis and treatment of headache

Recogido de Ten steps to control your headaches