| Principal | Mapa | Presentación | Artículos | Foro de Consulta | Libro de Visitas |
|
Enlaces | Autoevaluación | Casos Clínicos | Humor Médico | e-mail | Novedades |


Comentario del artículo
Analysis of Internet sites for headache
S. Peroutka
Cephalalgia 2001; 21: 20-24.
[
MEDLINE ]


 

Internet está repleta de información médica que crece año tras año de manera exponencial (Figura 1). Cada vez son más los profesionales y sobre todo los pacientes que buscan información y ayuda médica en la Red, animados por la facilidad de uso, la ubicuidad y el bajo costo de Internet. Sin embargo, la mayoría de los sitios web con contenido médico no siguen ningún estándar de calidad y, sobre todo, dejan poco claro si están dedicados a los profesionales, a los pacientes o a ambos, y, aunque así se indique, la información dirigida a aquéllos puede ser totalmente accesible a éstos. La cefalea no escapa a este problema de la actual Internet médica. El interés del artículo de Peroutka estriba en que es el primer trabajo que se ha preocupado de evaluar con criterios objetivos la calidad de los sitios web (en inglés) sobre cefalea.

Figura 1. Número de publicaciones recuperadas en Medline (Pub Med) usando las palabras clave email (columna gris) e internet (columna negra) agrupadas por año de publicación (único límite de búsqueda). Cada columna corresponde sólo a los artículos publicados en el año indicado.

Peroutka acude a 10 buscadores generales clásicos de Internet y usa como término clave la palabra headache. De cada buscador selecciona los 10 primeros sitios web listados. De los 100 sitios así obtenidos hace un nuevo listado según las veces que determinado sitio web aparece en los buscadores utilizados. Por ejemplo, el web de la National Headache Foundation aparece entre los 10 primeros en 8 de los 10 buscadores. Teniendo en cuenta los sitios web repetidos y tras descartar cuatro enlaces rotos (direcciones de Internet que no funcionan) obtiene 51 sitios web que somete a análisis.

Este trabajo se centra en la importancia como fuente de información orientada al paciente de los sitios web examinados. En el análisis utiliza criterios de arbitraje clásico junto con otros nuevos criterios adaptados específicamente a las peculiares características de la información publicada en Internet. Cada sitio web se analiza según cinco criterios principales, otorgándose una puntuación entre 0 y 20 puntos para cada criterio. En consecuencia, la puntuación máxima posible es de 100 puntos.

Los criterios de puntuación son: 1.- Características básicas del sitio web: lista de autores, fecha de creación y última edición, reseña del patrocinador, advertencia de que el contenido del web es sólo informativo (cinco puntos por la mención de cada una). 2.- Contenido clínico: según la utilidad de la información para el paciente se puntúa como ninguno (0 puntos), poco (5 puntos), normal (10 puntos), bueno (15 puntos) y excelente (20 puntos). 3.- Fidelidad de la información: se puntúa según la escala indicada en el segundo criterio. 4.- Presencia de referencias bibliográficas y enlaces a otros sitios web de interés: se puntúa según la misma escala. 5.- Diseño y funcionamiento del sitio web: se puntúa según la misma escala. El autor considera que un sitio web es "de bueno a excelente" cuando la puntuación obtenida está entre 76 y 100 puntos. Sólo 5 sitios de los 51 analizados obtienen esta calificación. Del resto, 41 sitios no pasan de los 50 puntos.

El verdadero valor de este artículo no está en el ranking obtenido, sino en que pone de manifiesto la escasa y dispar calidad de los sitios web analizados acerca de cefalea así como la necesidad de estándares de calidad consensuados y sellos de acreditación que certifiquen la calidad y la fiabilidad de la información que en tales sitios se facilita. El mismo trabajo realizado a día de hoy daría resultados distintos pero similares conclusiones (Tabla 1).

Tabla 1

Buscador

Enero de 2000

30/09/01

WebCrawler

4.419

24.095

Lycos

36.346

676.735

Google

73.200

1.120.000

Yahoo

111.530

355.000

AltaVista

116.810

202.608

FAST Search

363.104

643.260

Northern Light

506.426

859.068

Tabla 1. Adaptación de la Tabla 1 del artículo de Peroutka. Los números hacen referencia al número de "páginas web" en las que aparece el término clave headache, no al número de "sitios web", que es mucho menor. La columna central muestra la búsqueda de Peroutka, efectuada en enero de 2000. La columna de la derecha muestra los datos de una búsqueda realizada el día 30 de septiembre de 2001.

Hoy por hoy, buscar información médica de calidad en Internet no es tarea fácil. Los factores responsables de tal dificultad son variados y afectan a todos los ámbitos de la Red. Además de las consecuencias de no saber usar adecuadamente los diversos servicios de búsqueda disponibles en Internet (y este es un problema que afecta en mayor o menor grado a todos los internautas) hay que señalar que los buscadores generales no siempre facilitan los mejores sitios en sus primeros puestos (los índices de popularidad en Internet y el número de visitas a una página web determinada no se correlacionan con su calidad), muchos sitios web (dirigidos tanto a profesionales como a pacientes) proporcionan información parcial y de baja calidad, existen páginas web muertas con información anticuada pero que aún aparecen en los buscadores y siguen siendo accesibles, no existe un estándar universal de publicación de páginas médicas para profesionales y para pacientes, y, por si fuera poco, en ocasiones (esto es una opinión tan personal como demostrable) los sellos de calidad y acreditación de sitios web biomédicos se otorgan demasiado a la ligera.

La calidad y el crédito de la información médica (no sólo la neurológica) que se proporciona en Internet son poco uniformes1,2. Los modos de evaluación y acreditación tampoco son uniformes3,4 (los criterios de evaluación usados en este artículo son tan sólo una propuesta). Son de enorme importancia ciertas iniciativas, como la emprendida por el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona5, que valora y acredita (o no) los sitios web que lo solicitan según los principios éticos del HON Code6 (Health on the Net Foundation Code of Conduct) y los propios del Colegio, así como otros proyectos de acreditación como el de MedCERTAIN7. Otros grupos de trabajo e instituciones han propuesto códigos éticos más amplios en relación con la salud en la Red8.

Los profesionales, en general, tenemos el suficiente criterio como para discriminar si la información encontrada en Internet es útil y de calidad, habilidad que no suele ser común en los pacientes. Los médicos podemos ejercer una función de guía virtual desde las mismas consultas. Es posible que, dentro de poco, tengamos en la mesa de nuestra consulta folletos para cada enfermedad en los que se aconsejen determinadas direcciones de Internet adaptadas al entendimiento del paciente. El consejo médico no sólo será del tipo "no tome tantos analgésicos para su dolor de cabeza", sino que también abarcará recomendaciones como "si piensa buscar información en Internet sobre migraña, por favor, consulte en estos sitios web". Y sabremos que el paciente es usuario de Internet porque se lo habremos preguntado en la anamnesis, como cualquier otro antecedente personal.

Referencias

  1. Delamothe T. Quality of websites: kitemarking the west wind. Rating the quality of medical websites may be impossible. BMJ 2000; 321: 843-844.
  2. Eysenbach G. Towards ethical guidelines for e-health: JMIR Theme Issue on eHealth Ethics. Journal of Medical Internet Research 2000; 2(1): e7. En: http://www.jmir.org/2000/1/e7/
  3. Kim P, Eng TR, Deering MJ, Maxfield A. Published criteria for evaluating health related web sites: review. BMJ 1999; 318: 647-649.
  4. Eysenbach G, Diepgen TL. Towards quality management of medical information on the internet: evaluation, labelling, and filtering of information. BMJ 1998; 317: 1496-1500.
  5. Web Médica Acreditada. Colegio Oficial de Médicos de Barcelona. En: http://wma.comb.es/
  6. Health on the Net Foundation Code of Conduct (HONcode) for medical and health Web sites. En: http://www.hon.ch/HONcode/
  7. Proyecto MedCERTAIN. En: http://www.medcertain.org/
  8. Rippen H, Risk A, for the e-Health Ethics Initiative. e-Health Code of Ethics. Journal of Medical Internet Research 2000; 2(2): e9. En: http://www.jmir.org/2000/2/e9/

Octubre de 2001, David Ezpeleta


| Principal | Mapa | Presentación | Artículos | Foro de Consulta | Libro de Visitas |
|
Enlaces | Autoevaluación | Casos Clínicos | Humor Médico | e-mail | Novedades |