Intoxicacion por Organofosforados


Intoxicación por Organofosforados / Organophosphorus Compounds/poisoning

Los organofosforados se emplean principalmente como insecticidas y herbicidas aunque también se emplean como aditivos del petróleo, lubricantes. La mayoría de los casos de intoxicación por organofosforadows ocurren por exposición el contexto de su uso agrícola. La absorción puede ocurrir a através de la piel, inhalación o tubo digestivo. Los organofosforados inhiben la acetilcolinesterasa mediante fosoforilación lo que produce una intoxicación colinérgica aguda y por tanto a manifestaciones centrales y periféricas ( neuromusculares). Los síntomas comprenden naúseas, sudoración, salivación, lacrimeo, debilidad general y broncoespasmo en los casos leves y a bradicardia, temblor, diarrea, dolor torácico, edema pulmonar, crisis convulsivas y aún coma en los graves. Puede dar como resultado la muerte por insuficiencia cardíaca o respiratoria. El tratamiento incluye la administración de pralidoxima ( 1 gr iv) y atropina 1 mg sc cada media hora hasta obtener el control de los síntomas. La pralidoxima acelera la reconstitución de la acetilcolinesteresa y la atropina controla los síntomas muscarínicos aunque no tiene efecto sobre los nicotínicos como la debilidad o depresión respiratoria.

Bibliografía en Castellano || Tesis Doctorales en castellano

Capítulo 10. 5. Intoxicaciones por organofosforados, Martín Rubí J.C., Yélamos Rodriguez F., Laynez Bretones F., Córdoba Escámez J. En principios de Urgencias, Emergencias y Cuidados Críticos.

....El intervalo de tiempo entre la exposición al IOF y la aparición de los primeros síntomas varia entre 5 minutos y 12-24 horas, dependiendo del tipo, la cantidad y la vía de entrada del tóxico (21) . Los síntomas y signos clínicos de la IA por IOF se clasifican en: manifestaciones colinérgicas, efectos tóxicos directos, sindrome intermedio y NR por IOF.....

Desde hace varias décadas los insecticidas se utilizan ampliamente para proteger las cosechas de los daños provocados por plagas, así como para mantener los ambientes urbanos libres de insectos, que en muchos casos pueden actuar como vectores transmisores de enfermedades, tanto humanas como animales. Los insecticidas químicos más utilizados actualmente pertenecen a tres familias diferentes de compuestos: los organofosforados (OP), los carbamatos y los piretroides. Los compuestos OP tienen un amplio espectro de actividad biocida, ya que se utilizan, además de como insecticidas, helminticidas, acaricidas, nematocidas y, en menor grado, como herbicidas y fungicidas. Los insecticidas OP constituyen un problema de salud pública importante, ya que son causa de aproximadamente tres millones de intoxicaciones y unas 200.000 muertes anuales .
Los problemas derivados de las intoxicaciones por OP son especialmente serios en los países en vías de desarrollo, donde estos compuestos se utilizan habitualmente en intentos de suicidio. En los países desarrollados, el número de intoxicaciones alcanza también cifras importantes, y se han detectado 11.000- 20.000 intoxicaciones anuales sólo en Estados Unidos en el período comprendido entre 1998 y 2001

Nuevas perspectivas en los tratamientos de intoxicaciones por insecticidas organofosforados y agentes nerviosos de guerra.
Sogorb-Sanchez M.A., Vilanova-Gisbert E., Carrera-Gonzalez V.
Unidad de Toxicologia y Seguridad Quimica, Instituto de Bioingenieria, Universidad Miguel Hernandez, Elche, Alicante, Spain.
Rev Neurol 2004 Oct 16-31;39(8):739-47. Texto completo.

Introducción y desarrollo. Los compuestos organofosforados (OP) se utilizan ampliamente en todo el mundo como insecticidas y causan varios millones de intoxicaciones anuales. La estructura química de la mayoría de los agentes nerviosos de guerra también corresponde a la de un compuesto OP. Ambos tipos de compuestos ejercen sus principales efectos tóxicos mediante la inhibición de la acetilcolinesterasa (AChE). Los tratamientos actuales de pacientes intoxicados con OP se basan en la administración de atropina (para proteger los receptores muscarínicos), oximas (para acelerar la reactivación de la AChE inhibida) y benzodiacepinas (para evitar convulsiones). La administración de fosfotriesterasas (PTE) (enzimas implicadas en la destoxicación de OP por hidrólisis) ha demostrado ser un tratamiento muy eficaz frente a intoxicaciones por insecticidas OP y agentes nerviosos de guerra. Existen también tratamientos experimentales preventivos basados en la administración conjunta de carbamatos y ciertos fármacos antimuscarínicos, diferentes de la atropina, que mejoran notablemente la eficacia de los tratamientos clásicos que se aplican tras la intoxicación por gases nerviosos de guerra. Conclusiones. El tratamiento basado en la administración de PTE podría ser la respuesta a la demanda realizada por la Organización Mundial de la Salud de nuevos tratamientos que reduzcan las cifras de mortalidad registradas en intoxicaciones por OP. Estos tratamientos aplicados de forma preventiva pueden ser especialmente interesantes para colectivos susceptibles de sufrir exposiciones prolongadas a OP como, por ejemplo, fumigadores de plantaciones agrícolas, y además, no presentan la neurotoxicidad intrínseca asociada a los tratamientos preventivos basados en carbamatos y fármacos antimuscarínicos.


Consensus statement: Risk of nosocomial organophosphate poisoning in emergency departments. Mark Little and Lindsay Murray. University of Western Australia, Sir Charles Gairdner Hospital, Perth, Western Australia, and The New South Wales, Western Australian and Queensland Poisons Information Centres, Australia. Emergency Medicine Australasia (2004) 16, 456–458

Summary of recommended precautions when managing poisoning with organophosphate-containing pesticides
• Resuscitation and further treatment should ideally take place in a well-ventilated area with regular rotation of staff.
• All staff with direct patient contact should observe universal precautions — gloves, gowns, eye protection.
• Patients should undergo external decontamination as soon as practicable: clothes removed and bagged, and body washed with soap and water. This process should not take place to the detriment of timely resuscitation and medical assessment.
• Staff inadvertently coming into direct contact with patient’s bodily secretions should immediately and thoroughly wash the affected area.

 

Los organofosforados producen una inhibición irreversible de la acetilcolinestesa que da lugar a un bloqueo despolarizante en las sinapsis muscarínicas y nicotínicas e los insectos y humanos expuestos. Algunas de las manifestaciones graves son agudas e incluyen crisis, parálisis y bloqueo neuromuscular así como trastornos de la conducción cardíaca. La rápida administración de atropina y pralidoxima junto a los cuidados de soporte vital son las claves en el tratamiento del síndrome agudo.

En un estudio en India de intoxicación por OF, Agarwal se encuentra con que el 67% de los casos los pacientes tenían intenciones suicidas, el 16,8% fueorn causadas por exposiciones ocupacionales y el 15,8% de los pacientes se expusieron accidentalmente.

Un estudio Australiano de intoxicacion or OF encuentra que sólo el 36% de los pacientes tenían intenciones suicidas..

Los organofosforados producen tres complicaciones neurológicas bien definidas: a) crisis colinérgica aguda, b) síndrome intermedio y c) polineuropatía retrasada inducida por la intoxicación por organofosforados ( OPID).

 

Polineuropatía retrasada inducida por organofosforodos organophosphate induced delayed polyneuropathy (OPIDP)

OPIDP ha atraido la atención de los toxicólogos por el amplio uso de los OPC en la agricultura, industria y mantenimiento de la higiene comunitaria. OPIDP es una afección única en el sentido que es causada por una exposición única a ciertos OPC, aparciendo la clínica de 7 a 21 días tras la exposición. Antes ya habían sido objeto de atención por los miles de casos de envenenamiento por triorthocresyl phosphate (TOCP) en USA en la época de la Ley Seca ( 1930) por la utilización de este producto como colorante de los espirituosos ( Jamaican ginger palsy ) y por los miles casos de intoxicación en Marruecos en 1959.

Poisoning by organophosphorus insecticides and sensory neuropathy. Angelo Moretto, Marcello Lotti Università degli Studi di Padova, Istituto di Medicina del Lavoro, Italy. J Neurol Neurosurg Psychiatry 1998;64:463-468 ). Texto completo.

Objetivos. La intoxicación por insecticidas organofosforados produce toxicidad colinérgica. La polineuropatía retrasada inducida por organofosforados (OPIDP) que es una axonopatía sensitivo motora distal que se presenta habitualmente tras la ingesta de grandes cantidades de ciertos insecticidadorganofosforados y que se produce exclusivamente en pacientes que han presentado previamente toxicidad colinérgica. Sorprendentemente se ha informado por otroa sutores de una neuropatía exclusivamente sensitiva desarrollada en 8 pacientes tras exposición repetida no cuantificada de chlorpyrifos, que no causó un síndrome de toxicidad colinérgica definida. El objetivo del presente trabajo fue asesorar si una neuropatía exclusivamente sensitiva se puede desarrollar en pacientes con intoxicaciones severas por diversos organofosforados. Métodos: Se realizaron estudios toxicológicos y medidas neurofisiológicas en los nervios periféricos motores y sensitivos de 11 pacientes tras una intoxicación aguda por organofodforados, entre los cuales habñia dos pacientes intoxicados por clorpirinfos.Resultados.---Tres pacientes desarrollaron OPID, incluyendo uno de los intoxicados por cloprinfos. No se observó ninguna neuropatía exclusivamente sensitiva tras una exposición aguda o repetida a organofosforados. Un ligero componente senstivo se asoció con un componente motor severo en dos de los tres casos de OPID, el tercero fue un caso de polineuropatía exclusivmente motora. Conclusión.--Una polineuropatia sensitivo motora causada por insecticidads organofosforados puede presentarse tras una sevedra intoxicación y el componente sensitivo, si está presente, es ligero, menor deproporción con el componente motor. Conociendo las características de estos compuestos, se debe pensar en otras causas cuando se estudia a pacientes con neuropatías sensitivas y que no han sufrido una toxicidad colinérgica sever en las semanas previas al comienzo de los síntomas y signos.

En resumen los tres casos presentados aquí y la revisión de la literatura médica indican que: :

(1) La neuropatía retradada causada por insecticidas organofosforados se desarrolla tras una severa toxicidad colinérgica en las 2-4 semanas previas.

(2) Una neuropatía exclusivamente sensitiva no se presenta tras una intoxicación colinérgica aguda por organofosforados.

(3) Una neruopatía sensitiva ligera se asocia inconsistenemtente con el componente motor y es improbable que sea más sensible que este como indicador de OPID.

Sensory neuropathy associated with Dursban (chlorpyrifos) exposure. Kaplan JG, Kessler J, Rosenberg N, Pack D, Schaumburg HH. Department of Neurology, Albert Einstein College of Medicine, Bronx, NY.Neurology. 1993 Nov;43(11):2193-6.

El clorpirinfos es un insecticida organofosforado con aplicaciones domésticas y agrícolas amplias. Es seguro en estas aplicaciones y se ha informadode neurotoxicidad en la ingestión masiva por intentos de suicidio. Presentamos 8 casos de pacientes que desarrollaron una neuropatía periférica tras la exposición a fumigación con clopririnfo, cinco tambien presentaron pérdida de memoria y enlentecimiento cognitivo . Una evaluación no encntró otras causas de la afectación neurológica y los síntomas recurrieron en un paciente tras otra exposición accidental. Concluimos que el contacto ambiental con clorpirinfos puede ausar una neuropatía periférica y disfunción del sistema nervioso central y que el agente debe ser manejado con precaución.

Bibliografía en Español

 



Subir

 

Tesis Doctorales en Castellano

Base de datos TESEO. Ver todas las tesis acerca de organofosforados

INTOXICACIONES AGUDAS POR INSECTICIDAS ORGANOFOSFORADOS. CLÍNICA Y COMPLICACIONES. COLLADO ROMACHO ANTONIO RAMON. Granada 2001.

Los insecticidas organofosforados (IOF) son los pesticidas más utilizados en la actualidad. Las intoxicaciones por estas sustancias son frecuentes en las zonas agrícolas de Canarias, Levante y en especial en la provincia de Almería debido a su masivo en los invernaderos. Los efectos tóxicos de los IOF pueden darse a 3 niveles:
1,- Inhibición directa de la actilcolinesterasa (ACE) responsable de la sintomatología aguda colinérgica.
2,- Acción tóxica directa sobre distintos parénquimas.
3,- Neurotoxicidad retardada debido a la inhibición de la enzima esterasa neurotóxica.
OBJETIVOS
Evaluar la incidencia de las intoxicaciones agudas por IOF en la provincia de Almería, conocer la epidemiología, las manifestaciones clínicas y las complicaciones de este tipo de intoxicaciones, valorar la eficacia del protocolo terapéutico aplicado y conocer los efectos a largo plazo de las intoxicaciones agudas (IA) por IOF.
PACIENTES Y MÉTODO
Se realizó un estudio observacional y descriptivo, analizando de forma prospectiva todas las intoxicaciones agudas por IOF que acuedieron al Hospital Torrecárdenas de Almería entre los años 1981 y 1998. Los criterios de inclusión fueron el contacto probado con el tóxico, la presencia de síntomas atribuibles al mismo y la determinación de la colinesterasa sérica.
En todos los casos se aplicó un protocolo terapéutico previamente establecido. Los resultados fueron sometidos a un estudio estadístico utilizando como pruebas paramétricas la t de Student y la prueba de X2 y como métodos no paramétricos los test de Wilcoxon y Mann-Whitney.
RESULTADOS
Fueron analizadas un total de 702 episodios de IAIOF. El 88% de los pacientes fueron varones, en el 78% de los casos de absorción del tóxico fue cutáneo-respiratoria (intoxicaciones leves) y en el 22% digestiva (intoxicaciones graves), siendo el 80% de naturaleza accidental. Precisaron de ingreso hospitalario el 29% de los pacientes, 87% de ellos en UCI de los que en el 91% de las ocasiones la intoxicación fue digestiva. El tóxico más frecuentemente implicado fue el metamidofos (46%). Las manifestaciones muscarínicas fueron las más prevalentes (96%). La broncorrea, hipotensión, fasciculaciones y sintomatología derivada de la afectación del SNC fueron estadísticamente más frecuentes en las intoxicaciones digestivas, mientras que el dolor